Manual de Convivencia

(ACTUALIZACIÓN 2016 – 2017)

– INTRODUCCIÓN

Pretendemos con este documento que la comunidad conozca las intenciones y objetivos que buscamos con el desarrollo de la convivencia en nuestro colegio, dentro del derecho a la libertad de enseñanza que nos otorga la constitución chilena y de acuerdo a los grandes objetivos de la educación en nuestro país.

El manual de convivencia establece los límites básicos de conducta por parte de los estudiantes, y a la vez señala los derechos que estos tienen en el establecimiento. Para ser lo más justo posible en las determinaciones de sanciones por disciplina, se han tipificado en este documento aquellas faltas que han ocurrido en años anteriores, y otras que queremos prevenir que ocurran, y a cada una de ellas se ha asociado una sanción y procedimientos de mediación para modificar las conductas de los estudiantes, con el fin de que estos entiendan, que bajo nuestro marco de valores y principios, deseamos que esas conductas sean modificadas porque creemos que si eso ocurre, estamos aportando mejores personas a la sociedad, y junto a ello, estamos aportando a que cada individuo se desarrolle íntegramente.

El manual de convivencia presenta las orientaciones que sustentan su actualización a partir del año 2016, en donde se dan a conocer algunos ideales de la comunidad y cómo pretendemos lograrlos. Se explica también el porqué de las sanciones, se describen los derechos y deberes de los estudiantes, luego se clasifican las faltas que pueden ocurrir o han ocurrido de acuerdo a su gravedad, y dependiendo de esta, se describe también el procedimiento de mediación, corrección y sanción por parte del colegio.

Finalmente se describen e informan los procedimientos relacionados con el manejo de conflictos en sala, la ausencia o atrasos a evaluaciones, las justificaciones válidas de atrasos y ausencias, para finalizar con la descripción de la sanción de condicionalidad y cancelación de matrícula.

Creemos que este marco regulatorio e informativo tendrá vigencia varios años en términos globales, sin embargo, reconocemos que por el dinamismo de las relaciones humanas, sobre todo entre adolescentes con sus pares y profesores en el sistema escolar, este documento debe ser periódicamente revisado, y si es necesario realizar modificaciones, se avisará oportunamente a la comunidad.

Esperamos que el actual establecimiento de límites, y la adaptación de toda la comunidad a estos, nos permitan mejorar sin límites la calidad de la educación en el colegio Wunman.

2.- ORIENTACIONES

De acuerdo con nuestro proyecto educativo, deseamos generar un ambiente de trabajo y estudio grato y armónico entre los actores de la comunidad, en que los estudiantes puedan desenvolverse tranquilamente, sintiéndose seguros y en un espacio donde se establecen relaciones que no dificultan el aprendizaje.

Actuamos de acuerdo a las propuestas del ministerio de educación, comprendiendo la convivencia escolar no sólo como las formas de resolver conflictos, sino como un proceso de crecimiento continuo hacia la formación de un sujeto integral, que, en su relación con otros, nos permitan lograr que estudiantes y profesores se sientan parte y a la vez responsables de la convivencia que sustenta una verdadera comunidad educativa (principios ciudadanos).

Para lograr lo anterior, el colegio Wunman pretende tomar las siguientes medidas a nivel directivo y de cuerpo docente.

– Contribuir a la formación integral de los estudiantes, y por sobre todo, que ellos valoren que intentar ser una persona íntegra es una postura de vida valorable y deseable en el mundo de hoy. Por íntegro, estamos entendiendo una persona que de lo mejor de sí en lo académico y valore su propio aprendizaje, una persona que se preocupa por los demás, que cumple sus deberes, que es empático con el resto de la comunidad y con su entorno natural y artificial; una persona capaz de defender sus ideales respetando los  de quienes tienen otra postura, que quiera hacer obras sociales,  que realice en su vida actividades extra programáticas que nutran su cuerpo y mente, y que esté dispuesto a escoger actividades para desarrollar en su vida, pensando en su crecimiento, sueños y aportes a la comunidad.

-Promovemos relaciones adecuadas entre estudiantes, invitando a que se eviten rencillas o problemas individuales  o de grupos, propios de las interacciones adolescentes. El mensaje constante es la superación de estas diferencias.

– Esperamos que los estudiantes se destaquen por no ser individualistas, y sean capaces de poner el bienestar común en un nivel de importancia cercano al de sus propios intereses.  Deseamos que empaticen con los demás.

– Anhelamos que los estudiantes interactúen en la sociedad con valores como la tolerancia, el respeto a la diversidad, honestidad, solidaridad y el altruismo. Esperamos que descubran en sus vidas intereses de desarrollo que vayan más allá del bienestar económico individual, y que la ética, empatía y otros valores mencionados anteriormente estén presente en cada una de sus decisiones y actividades.

– Deseamos promover la participación democrática tanto dentro como fuera del aula, no sólo tratándola desde la teoría o contenido, sino generando espacios donde los estudiantes puedan ponerla en práctica. Para esto promovemos el diálogo, el respeto, la tolerancia y el reconocimiento a la diversidad de opiniones y posturas.

-Deseamos que los estudiantes comprendan que el colegio Wunman se debe por y para ellos, por lo tanto, queremos que se hagan protagonistas y aporten al desarrollo de la vida escolar de la comunidad.  Para esto necesitamos que cumplan las normas mínimas de convivencia y luego que aporten  a la construcción de un mejor colegio en lo académico, en lo social y valórico.

-Creemos en el diálogo como principal medio para resolución de conflictos entre estudiantes y entre estudiantes y adultos. Sin embargo, en base a la experiencia y a la necesidad de cooperación de los apoderados para hacernos cargo de los incumplimientos de normas en que puedan caer los estudiantes, utilizamos mecanismos tradicionales de sanciones, lo que no quiere decir en ningún caso, que pensemos que una suspensión  o anotación por sí solas van a modificar una conducta. Usamos el diálogo antes y/o después de las sanciones para promover la reflexión de los estudiantes, y que las malas conductas, más que inhibidas, logren ser modificadas.

-Lamentablemente hemos notado que el hecho de tener media jornada, tener relaciones menos verticales entre estudiantes y adultos, y utilizar sólo una polera como uniforme, algunos estudiantes lo han confundido con “permisos para la irresponsabilidad”, y por el contrario, para nosotros la responsabilidad es un valor fundamental.  Es por esto que mantenemos medidas disciplinarias tradicionales en paralelo al diálogo, ya que es importante para el desarrollo de nuestros jóvenes moverse dentro de límites claros de conducta.

-Propiciamos espacios de participación a través de talleres extra programáticos,  donde los estudiantes pueden desarrollar y potenciar habilidades tales como la reflexión, la conexión afectiva con un tema, la resolución de problemas y pensamiento creativo,  que son acordes a nuestro deseo de formación integral.

Para llevar a cabo lo anterior, los adultos del colegio realizarán acciones como las siguientes.

  • Corregir conductas inapropiadas de los estudiantes, como decir groserías, insultar a otros miembros de la comunidad, faltar al colegio sin justificación, botar basura donde no corresponde, no saludar o despedirse, llegar atrasado, etc.
  • Estimular verbalmente, con prácticas y/o con el ejemplo, conductas y actitudes necesarias para mantener un buen clima escolar y sana convivencia, que apunte a largo plazo, a cumplir el objetivo de la formación integral.
  • Los profesores “Jefes” y el cuerpo Directivo, en la asignatura de orientación velarán porque las clases respondan a las necesidades de los estudiantes, preocupándose tanto por el clima escolar como por la convivencia.
  • Profesores y equipo directivo atenderán y se harán cargo de conversar con estudiantes que perturben la buena convivencia y clima escolar en el aula o en el colegio en general, y también de felicitar a quienes aportan a la buena convivencia.

Ver documento completo:

Manual-Texto completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *